BIENVENIDO: 10€ de DESCUENTO en tu primera compra desde 95€. Código: VINOREA10
QUESO CURADO HACIENDA GUIJOSO CUÑA

D.O. Mancha

QUESO CURADO HACIENDA GUIJOSO 1/4 PIEZA

ALI99

Nuevo

rating
No hay opiniones de momento

11,99 €

Denominación OrigenD.O. Mancha
Capacidad+-600 g.
PaisESPAÑA

Haz clic aquí para dar tu opinión


QUESOS HACIENDA GUIJOSO
QUESOS HACIENDA GUIJOSO

Potencia, sabor y aromas inigualables. Hacienda Guijoso elabora quesos curados y semicurados de auténtica Denominación de Origen Manchego que serán los reyes de cualquier aperitivo o entrante, ya sea para degustar por sí solos o para maridar con un buen vino.

¿QUÉ ES HACIENDA GUIJOSO?

Si hablamos de Hacienda Guijoso hablamos de queso manchego, hablamos de calidad, de naturalidad, de armonía con el entorno y de garantía absoluta. Y es que el queso de Denominación de Origen Manchego Hacienda Guijoso se elabora a partir de leche que se obtiene de ovejas de pura raza manchega.
Compra queso Hacienda Guijoso a buen precio en Vinorea
Estas ovejas pertenecen a su propia ganadería y todas ellas son sometidas a un proceso de selección genética que es sinónimo de perfección hacia el producto final; en este caso, el queso. Muestra de ello es que la ganadería de Hacienda Guijoso forma parte de AGRAMA, la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega, que agrupa a ganaderos que trabajan para mejorar la productividad y calidad del sector ovino manchego. En concreto, se trata de una entidad oficialmente reconocida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para la gestionar y optimizar el Libro Genealógica, y para difundir el Programa de Mejora que se lleva a cabo en colaboración con la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha.

Uno de los factores clave para conseguir elevados estándares de calidad es la producción de una excelente leche. Para ello, se tienen en cuenta dos factores destacados: por una parte, la raza de la oveja, y por otra, la alimentación que se les ofrece.

En Hacienda Guijoso, la dieta que se le prepara a las ovejas es producida de forma natural y ecológica. La tónica habitual es la de producir menús con alto contenido en proteínas y en grasas, conformado en su mayoría por maíz, trigo, guisantes y similares, además del conocido como césped inglés o ray-grass, una especie botánica que se produce de manera natural.

Tras obtener la leche, se utiliza esa materia prima para elaborar los mejores quesos manchegos. Todo el proceso se desarrolla de manera tradicional, con el objetivo de recuperar y mantener la esencia de los antiguos maestros queseros. Uno de los principales logros de Hacienda Guijoso es transmitir y proyectar la idea de calidad que comienza en el propio campo y que alcanza hasta la última fase, la del producto final.

Además del factor de la ganadería y cómo se alimenta, para obtener queso manchego cien por cien de Denominación de Origen es imprescindible cuidar el proceso de curación por el que pasa. Tradicionalmente, los mejores quesos del mundo han sido sometidos a un proceso de curado subterráneo sobre unas tablas de madera, donde el porcentaje de humedad y el nivel de temperatura fuera totalmente natural. Además de adquirir este concepto, Hacienda Guijoso ha querido evolucionar e ir más allá.

Así, para curar sus quesos se dejan descansar en una cava bajo tierra destinada exclusivamente a esta función, donde quedan colocados sobre tablas de madera. En este caso, la madera elegida es de sabina, el árbol más protegido de toda Europa y una especie autóctona de la zona. La madera de la sabina cuenta con una calidad óptima, ya que es especialmente resistente y además desprende un aroma único. Precisamente estos toques que emana aportan a los quesos de Hacienda Guijoso una gran elegancia que les convierte en los mejores quesos manchegos del mundo.

HACIENDA GUIJOSO Y MARIDAJE

Los quesos que se etiquetan bajo el sello de calidad de un auténtico queso manchego, como es el caso de los quesos curados y quesos semicurados de Hacienda Guijoso, son perfectos para degustarse por sí solos y así destinar el cien por cien de nuestros sentidos a captar toda la potencia de su sabor. Por ello, son idóneos para servirlos en tablas de pizarra o de madera en los que adopten una estética vistosa y atractiva. En ese caso, pueden combinarse con algunos frutos secos desalados como almendras o nueces, así como con otros embutidos ibéricos al corte.
Entorno Pago Guijoso
Otra opción es utilizar estos curados o semicurados para combinar a modo de entrante con ahumados como salmón, bacalao o anchoas, ya que ayudarán a crear una explosión de sabor en boca que dejará con ganas de más a quien lo pruebe. También pueden fusionarse en ligeras tapas junto con foie o tomates cherry de temporada.

Y, como no podía ser de otra manera, desde la tienda online Vinorea te recomendamos maridar el queso curado Hacienda Guijoso y el queso semicurado Hacienda Guijoso con vinos propios de Familia Conesa, como puede ser El Beso de las Uvas, un 100% chardonay untuoso y con una notable complejidad que desprende marcadas notas a ahumados y que hará las delicias de aquellos paladares que prefieran un blanco.

No obstante, para quienes busquen combinar los mejores quesos manchegos del mundo con un buen tinto, La Sabina Crianza Merlot será una opción idónea, ya que en boca aportará golosidad y aromas a frutas en un recorrido amplio y elegante. También La Sabina Gran Reserva Sauvignon creará una perfecta integración en un aperitivo donde el queso sea protagonista. Este Denominación de Origen Pago Guijoso es puro equilibrio, aporta carnosidad y toques florales.

Si lo que prefieres es un rosado, La Doncella Rosado aportará llamativos toques de piruleta y frutas rojas, así como notas de caramelo, suavidad y untuosidad.

¿DÓNDE COMPRAR HACIENDA GUIJOSO?

Hacienda Guijoso crea quesos curados con gran potencia de sabor y quesos semicurados impactantes y algo más suaves que no pasan desapercibidos ante ningún paladar. A través de la tienda online Vinorea, puedes comprar a buen precio cualquiera de las variedades de estos quesos en distintos tamaños según requiera la ocasión: cuña – de unos 200 gramos -, pieza pequeña – de aproximadamente un kilo y medio – o pieza  grande – de alrededor de tres kilogramos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. +Mas información

Aceptar