BODEGAS QUINTA MILÚ

Año de fundación: 2007.
Superficie del viñedo: 20 ha.
Producción: 100.000 botellas.

Mostrando 1 - 4 de 4 artículos
  • MILÚ Añada 2016

    MI01

    Milú es el vino con 5 meses de crianza en barricas de roble de 400 y 500 L. Esta bodega que se caracteriza por la elaboración de vinos naturales donde la extracción de fruta es su principal característica. Es un vino muy vertical, con una boca fluida y sin astringencias.

    8,65 €
    Botella de 75cl
    D.O. Ribera del Duero
    rating
  • MILÚ Caja 3 Botellas Añada 2016

    MI01.P3

    Milú es el vino con 5 meses de crianza en barricas de roble de 400 y 500 L. Esta bodega que se caracteriza por la elaboración de vinos naturales donde la extracción de fruta es su principal característica. Es un vino muy vertical, con una boca fluida y sin astringencias.

    20,85 €
    Botella de 75cl
    D.O. Ribera del Duero
    rating
  • MILÚ Caja 6 Botellas Añada 2016

    MI01.P6

    Milú es el vino con 5 meses de crianza en barricas de roble de 400 y 500 L. Esta bodega que se caracteriza por la elaboración de vinos naturales donde la extracción de fruta es su principal característica. Es un vino muy vertical, con una boca fluida y sin astringencias.

    41,70 €
    Botella de 75cl
    D.O. Ribera del Duero
    rating
  • QUINTA MILÚ VIÑAS VIEJAS Añada 2014

    MI02

    Se trata de un tinto de Denominación de Origen Ribera del Duero que procede de las parcelas La Selva y la del Tío Paco. Con entre 12 y 14 meses de crianza en barrica usada de roble francés, es un vino que presenta toques especiados, elegancia y una adecuada estructura.

    15,49 € 19,39 € -3,90 €
    Botella de 75cl
    D.O. Ribera del Duero
    rating

Métodos tradicionales, esencia propia en cada botella y el reflejo de una gran pasión vitivinícola. Bodegas Quinta Milú es el resultado de un proyecto familiar que tiene su sede en La Aguilera, una localidad ubicada en Burgos donde se producen excelentes vinos de Denominación de Origen Ribera del Duero.

¿Qué es Quinta Milú?

Nos trasladamos a Burgos, provincia puramente castellana, y más concretamente nos quedamos en su parte sur y ponemos un pie en La Aguilera, una localidad dependiente del Ayuntamiento de Aranda de Duero donde se producen exquisitos vinos que despegan con fuerza hacia otras ciudades de España y de todo el mundo.

El culpable es Germán R. Blanco, gijonense de nacimiento y apasionado por el mundo vitivinícola. El objetivo de su ‘microbodega’de 20 hectáreas de extensión es lograr un proyecto más allá del propio entorno laboral, una idea vital que transmita sensaciones, emociones y un marcado carácter. Así, los vinos de Quinta Milú se distribuyen en pequeñas producciones basadas en los métodos tradicionales de elaboración. Llama la atención que estas uvas son pisadas como hacían nuestros ancestros y pasan por microfermentaciones. Lo mejor, tal como relatan desde la propia bodega, es “no intervenir demasiado” en el proceso natural de la uva, ya que tienen la convicción de que siendo de calidad, es importante dejarla fluir con sus propios ritmos.

Este proyecto familiar del viticultor asturiano lleva creciendo desde hace más de una década, ya que su fundación se remonta al año 2007. Si hay algo que los caracterice es que desde sus inicios y hasta ahora no han perdido su esencia, y para Germán sigue siendo imprescindible que sus vinos hablen del lugar en el que han nacido, de su origen.

Otra de las claves para entender el funcionamiento de Bodegas Quinta Milú es el respeto al medio ambiente con el que trabajan, ya que solo elaboran vinos a partir de viñas cultivadas por ellos mismos de forma tradicional, orgánica y sostenible. La idea es dejar a las futuras generaciones unos viñedos auténticos y con marcada personalidad.

Las elaboraciones se llevan a cabo viña a viña, con más de cuarenta microvinificaciones cada vendimia. Además, se utilizan depósitos adaptados al suelo de cada parcela, como barricas abiertas, ánforas o tinas de roble. Raramente se emplean barricas nuevas, sino que en su gran mayoría son usadas.

Estos vinos de D. O. Ribera del Duero se han ido expandiendo desde su lugar original hasta decenas de países diferentes. Actualmente están presentes en Estados Unidos, República Dominicana, Canadá, Reino Unido, Irlanda, Alemania, Dinamarca, Noruega, Suiza, Suecia, Bélgica, Croacia, Corea del Sur y Australia. No obstante, aproximadamente el 60% de las ventas se quedan en España, donde se puede encontrar en ciudades de toda la península y de las islas.

Quinta Milú y maridaje

Podemos servir una copa de Milú o de Quinta Milú Viñas Viejas ante una gran variedad de platos y menús diferentes. También son excelentes para consumir por sí solos y captar el cien por cien de sus aromas. No obstante, si buscas maridar algún evento, serán una garantía de acierto si los presentas junto a un principal donde la carne, roja o blanca, sea protagonista. Podemos optar por cocinarla a la parrilla o por prepararla en estofado o asada.

Igualmente, los vinos de Quinta Milú son una genial elección para combinarlos con un aperitivo de queso curado, tapas de foie o embutido ibérico al gusto.

Denominación de Origen de Quinta Milú

Los vinos de Bodegas Quinta Milú aparecen embotellados bajo el sello de garantía que ofrece una etiqueta de D. O. Ribera del Duero. En esta zona, las bajas temperaturas hacen que se retrase el brote de la vid. Por otra parte, la gran amplitud térmica existente en verano favorece un perfecto equilibrio del fruto durante su maduración. Es en otoño cuando se recoge la uva en magníficas condiciones.

La uva tempranillo es la reina de estas parcelas. Esta variedad de uva cuenta con racimos compactos de tamaño medio y produce vinos de intensa coloración violácea. Entre los aportes que hace al vino, destaca por los aromas a mora y a frutos negros del bosque. Poseen una acidez media y un tanino bien estructurado.

Estas uvas se mantienen “sanas”, tal como especifica el propio Germán, ya que no se les añade nada químico. Cabe decir que todos los vinos que elaboran son tintos, no encontramos un solo blanco entre su abanico de productos.

Como buenos D. O. Ribera del Duero que son, estos vinos vienen embotellados bajo el Consejo Regulador que avala con su sello y singular contraetiqueta la autenticidad y calidad que los envuelve. Estos distintivos garantizar su producción y comercialización de manera cien por cien fiable.

El resultado del mimo y el cuidado con el que se trabaja en Bodegas Quinta Milú es la producción de vinos buenos, artesanos y de pueblo, una singularidad que los hace triunfar allá por donde pasan.

¿Dónde comprar Quinta Milú?

Si deseas descorchar botellas con historia y con esencia propia, Quinta Milú te conquistará a través de sus métodos tradicionales y su fuerte personalidad. Para comprar  vinos de Quinta Milú a buen precio, la vinatería Vinorea te lo pone fácil, ya que te permite acceder a ellos de manera cómoda totalmente online.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. +Mas información

Aceptar