Vinos de Jumilla

Hay 61 productos.

Dentro de las 25.000 hectáreas de viñedo con las que cuenta la Denominación de Origen Jumilla, alrededor de un 80% corresponde a la uva autóctona monastrell, que se adapta perfectamente al tipo de terreno y al clima de esta zona de la Región de Murcia. De hecho, aproximadamente un 70% de la producción total de monastrell del mundo se localiza en el levante español. Esta variedad permite crear vinos en los que la presencia de fruta es protagonista. Además, es habitual que cuenten con un paso por madera que le otorga singulares notas en el producto final, complejo, carnoso y de potente sabor.

Mostrando 49 - 61 de 61 artículos

QUÉ ES LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN JUMILLA

El sello de Denominación de Origen Protegida Jumilla tiene su origen en el año 1966 y cuenta con un área de extensión que abarca el extremo sureste de Albacete, provincia manchega, y el norte de Murcia, concretamente el municipio de Jumilla que da nombre a la denominación.

La orografía de la zona se caracteriza por contar con suelos de tipo pardo-calizos algo pedregosos, con escasos niveles de materia orgánica y una alta permeabilidad. Los viñedos de las 45 bodegas inscritas se extienden en terrenos planos y en valles con altitudes de entre 320 y 900 metros. Los viñedos crecen en un entorno climático a medias entre el mediterráneo y el continental donde la lluvia es muy limitada y las temperaturas varían bastante. La media es de 16 ºC al año, pero la amplitud térmica entre las estaciones de verano e invierno es muy grande, con máximas de hasta 45 ºC y mínimas de -10 ºC. Llama la atención el gran número de horas de sol y el nivel de humedad, que ronda el 60%.

La variedad reina que mejor se adapta a estas condiciones de terreno y clima es la monastrell, una uva autóctona que se extiende por todo el litoral mediterráneo y que se sitúa en el ‘top 3’ de variedades más plantadas de España. En esta denominación supone el 80% del total de hectáreas de viña sobre las que se extiende, unas 25.000. Sus racimos son de tamaño pequeño-mediano y posee bayas de tono azul cercano al negro, con pulpa muy blanca y carnosa. A través de estas cepas se crean vinos afrutados, con poca tanicidad, muy expresivos y aromáticos.

La tendencia actual en la D. O. Jumilla es llevar al mercado vinos de tipo roble que se suman a los vinos jóvenes. Ahora cuentan con unos tres o seis meses de paso por barrica y son más complejos, aunque los toques de madera no enmascaran la fruta propia de la variedad.

El cultivo de estos vinos de Jumilla puede realizarse bajo el régimen de cultivo extensivo, con rendimientos máximos de 4.000 kg por hectárea en las variedades tintas y de un poco más, 4.500, en las blancas. Por su parte, con el régimen de cultivo intensivo el rendimiento máximo es de 7.000 kg por hectárea sin distinción de variedad.

Las bodegas elaboradoras inscritas en esta denominación son 45, mientras que las embotelladoras rondan las 40. Todas ellas destacan por su gran capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos y así combinar los métodos tradicionales con las técnicas más modernas: depósitos de acero inoxidable, prensas neumáticas, estrujadoras de rodillos o controles de temperatura del proceso de fermentación son algunos de los instrumentos que permiten alcanzar la alta calidad de estos productos.

Por todo ello, los vinos de D. O. Jumilla cuentan con un elevado reconocimiento dentro del mundo vitivinícola de España y ha recibido numerosos premios tanto a nivel nacional como internacional que avalan sus cualidades.

Los envases autorizados para estas bodegas son las botellas de 1,5 litros, las de 75 cl., las de 50 cl., de 37,5 cl. y bag-in-box, mientras que los tapones que se pueden utilizar son los naturales, 1+1, aglomerados, colmatados, sintéticos y de aluminio (de rosca). Cabe destacar que en la zona hay un gran espacio para la producción de vinos ecológicos.

DENOMINACIÓN DE ORIGEN JUMILLA Y MARIDAJE

Maridar un evento, un menú o cualquier tipo de cita con un vino de Jumilla es garantía de éxito, ya que estas cuidadas elaboraciones poseen aromas y sabores únicos que no pasan desapercibidos y que invitan a saborear cada copa. En la mayoría de casos optaremos por un tinto, como puede ser Casa de la Ermita Roble, Valtosca o Pino Doncel Black, que pueden combinarse con arroces melosos de conejo, guisos de legumbres como lentejas, potajes o platos de pasta especiada y condimentada con mozzarella y tomates cherry. También podemos acompañarlos de una tabla de quesos de distintas curaciones, embutidos ibéricos o tostas de foie. Sin embargo, si buscamos algo más contundente y especial, podemos servir una copa de estos tintos junto a una buena carne de caza hecha a la parrilla o en asado con patatas al horno.

Otra opción será elegir variedades de blancos como Pino Doncel Blanco o Casa de la Ermita Blanco, ambos perfectos para maridar ensaladas frescas con frutos del bosque, tapas de queso de cabra y compota de higo o alguna receta italiana de pasta o lasaña.

Para acabar, junto a dulces como Casa de la Ermita Blanco Dulce podemos elegir degustar una copa lentamente a modo de sobremesa con un postre dulce a base de helado y fruta, con algo de chocolate fundido a modo de cubierta.

¿DÓNDE COMPRAR VINO DE DENOMINACIÓN DE ORIGEN JUMILLA?

Comprar la mejor selección de vinos de D. O. Jumilla es muy fácil a través de la vinatería online Vinorea, que elabora sus propias listas de manera cuidadosa para favorecer la elección de los consumidores y ofrecer garantía de éxito en el momento de la adquisición.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. +Mas información

Aceptar