Cuánto dura abierta una botella de vino

Cuánto dura abierta una botella de vino

Publicado el : 04/07/2018 19:15:07
Categorías : Vino

¡Comparte!

«Envejeces mejor que el vino». Es uno de esos piropos que a todos nos gusta recibir, ya que es popularmente conocido que el vino es una de esas bebidas que a menudo aumenta y mejora sus cualidades con el paso del tiempo. Envejecer, para un vino, es más sinónimo de virtud que de defecto. Sin embargo, es muy diferente una botella sin abrir que una que ya hemos descorchado, ya que desde el mismo momento en que la abrimos comienza la cuenta atrás y el vino va perdiendo su fuerza, su esencia y su personalidad pudiendo llegar a convertirse en un caldo desagradable, avinagrado e incluso perjudicial para nuestra salud. ¿Cómo saber entonces cuánto dura un vino abierto? Te damos todos los detalles y te contamos algunos trucos que seguramente no conocías. ¡Sigue leyendo!

CUÁNDO SE PONE MALO EL VINO

Ponerse 'malo' parece una expresión demasiado abierta o subjetiva, pero lo cierto es que saber cuándo un vino no se encuentra en condiciones adecuadas para ser bebido es bien fácil: sabrá y olerá diferente a cuando lo abriste por primera vez. Probablemente, además, los aromas se hayan tornado algo avinagrados o ácidos y el sabor te deje sensaciones extrañas en boca. Cuando pase eso, es mejor que te deshagas de él o le des algún otro uso.

No obstante, para evitarte pasar por ese 'mal trago', desde Vinorea queremos advertirte de cuándo se pone malo el vino en función de la variedad de la que se trate. No es una ciencia exacta, pero funciona en la mayoría de los casos y te ahorrará andar probando botellas de cuyos días de vida has perdido la cuenta. Toma nota de cuánto dura un vino abierto según el tipo del que se trate:

  • Vino blanco y rosado: aguantan alrededor de tres días en la nevera casi en perfectas condiciones.
  • Vino tinto envejecido (crianza, reserva, gran reserva): mantenlo dos o tres días más después de abierto. Si vas a seguir consumiéndolo al día siguiente, no hace falta que lo refrigeres pero es importante dejarlo en un lugar fresco y oscuro.
  • Vino tinto joven: puede llegar a sobrevivir entre cinco y siete días.
  • Vino dulce: son los vinos más agradecidos, ya que aguantan en buenas condiciones durante varias semanas. Además, cuanto más dulces sean, más aguantarán.
  • Espumoso: la antítesis de los dulces. Estos vinos deben consumirse en el mismo momento de abrirse o, como máximo, en las siguientes 24 horas. Una vez que desaparecen las burbujas, ya no tiene sentido tomarlo.

Cuánto dura una botella de vino abierta - Vinorea

CÓMO CONSERVAR EL VINO ABIERTO

Una de las claves para conservar el vino abierto y que mantenga sus propiedades es evitar al máximo el proceso de oxidación. Este se produce cuando la bebida entra en contacto con el aire, en concreto con el oxígeno; es por ello que decimos que su deterioro comienza desde el minuto uno. Algunas pautas que puedes tener en cuenta para evitarlo son las siguientes:

  • Negro y frío. Para entendernos, el vino no se lleva bien con el sol, por lo que es importante que se mantenga reservado en un lugar donde prime la oscuridad y que se encuentre a una temperatura de menos de 22 ºC. Si eres amante del vino, hacerte con una vinoteca puede convertirse en una de las mejores decisiones de tu vida. Puedes aprender más en detalle información acerca de las vinotecas aquí.
  • A la nevera. Lo más directo siempre es meter el vino en el frigorífico, ya que aunque perderá algunas de sus propiedades, el frío ralentiza la oxidación.
  • Bien recta. Igual que el consejo más generalizado para el vino es mantenerlo en posición horizontal de manera que el corcho se mantenga húmedo, en el caso de las botellas abiertas es recomendable mantenerlo en vertical y con el menor movimiento posible. De esta forma, se minimiza la superficie del vino en contacto con el aire.

TRUCOS SENCILLOS PARA RESULTADOS PROFESIONALES

Si realmente te preocupa cuándo se pone malo el vino y qué hacer para evitarlo, ya que eres un amante del buen beber y no quieres desaprovechar ni una gota, existe un instrumento que te hará la vida mucho más fácil y que te hará olvidarte de cuánto dura un vino abierto, ya que este tiempo se prolongará tanto como queramos. Estamos hablando de Coravin, un innovador sistema que, a través de una fina aguja que penetra el corcho y lo deja intacto, permite servir tantas copas como queramos de una misma botella sin necesidad de abrirla.

Otra opción es guardar el vino que nos queda en la botella y que queramos dejar para otro día en otro recipiente más pequeño. Con un embudo, vertemos el líquido restante en otra botella menor intentando que esta última quede llena casi hasta arriba para que no haya ni un dedo de aire entre el vino y el tapón.

Si aún no te has hecho con tu Coravin, ten en cuenta que siempre es importante conservar el vino bien cerrado cuando ya lo hemos descorchado. Aunque pueda parecerlo, su corcho original no tiene por qué ser la mejor opción, ya que dejará pasar oxígeno al interior. Por ello, podemos adquirir una bomba de vacío que, a través de un tapón de silicona, dejará la botella bien hermética, alargando así la vida útil del vino.

Una vez que tienes todos estos consejos en tu poder, ahí va el último y más importante: bébete el vino siempre y cuando te sepa bien. No importa el tiempo que tenga, su crianza o si está recién descorchado. Recuerda que el momento del vino es sinónimo de disfrute, por lo que déjate guiar por tus sentidos y sírvete aquello que realmente te guste.

Redacción: Nuria Guerrero
CATEGORÍAS

Entradas relacionadas

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. +Mas información

Aceptar